top of page
Pintura

Biografía

1ebccf_5840049e449f4b9b989b9192a944c754.webp

Rosario de Velasco Belausteguigoitia

(Madrid, 20 de mayo de 1904-Barcelona, 2 de marzo de 1991) 

Pintora española nacida en Madrid el 20 de mayo de 1904. Si bien hay fuentes que datan su nacimiento también en 1910 y 1912. Cuando le preguntaban por su documentación para verificar su edad solía decir, con coquetería, "huy...se quemó todo en la guerra". Sin embargo la fecha que, sin duda, podemos dar como cierta es la que figura en el título. 
Rosario de Velasco, inicia sus pasos artísticos en el academicismo del momento, del que irá evolucionando adquiriendo un estilo propio, ya desde sus obras de finales de los 50 en adelante. Durante su vida artística en su Madrid natal, y antes de la Guerra Civil española, se relaciona con el mundo cultural e intelectual del momento. Su familia era muy tradicional y religiosa. Su padre, Antonio de Velasco Martin Cuadrillero Bezos, coronel del Ejército español y su madre Rosario Belausteguigoitia Landaluce. Pese a este conservadurismo familiar que la llevó a vincularse a la sección femenina de la Falange Española, su actitud abierta hace que se relacione con muchos de los creadores de su generación, en especial entre el grupo de mujeres que han venido a denominarse como las "sin sombrero".
El descubrimiento del formato de óleo sobre papel será una liberación y una explosión de libertad creativa. Si bien sus lienzos de la etapa previa a la Guerra Civil española son los más buscados por museos e historiadores del arte, por su valor histórico y por el interés de la obra de una pintora de éxito en un mudno de hombres, reivindicamos desde este foro, su trabajo de posguerra, mucho más libre. 

Orígenes. Discípula de Fernando Álvarez de Sotomayor, sus primeras obras de juventud, con marcada influencia de su maestro, participan en diferentes ediciones de la Exposición Nacional con obras como Adán y Eva (1932) obra expuesta actualmente en la colección permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con la que obtiene un premio en metálico que invierte en un viaje a la Unión Soviética. 

Otras obras de este periodo son Matanza de inocentes (ca1936). Se casa durante la guerra civil (1937) en Barcelona en su residencia en la calle Consell de Cent 343 que será luego la consulta médica de su esposo el Dr. Javier Farrerons Co (alergólogo de gran prestigio).  Ambos abandonan la ciudad condal hacia Francia por la frontera catalana para entrar de nuevo por la zona “nacional” instalándose provisionalmente en un pueblo de la provincia de Burgos (Las Nieves/Las Machorras). Unos meses después, de Velasco da a luz en San Sebastián a su única hija, María del Mar Farrerons de Velasco (que será también médico alergólogo como su padre). 

©Víctor Ugarte Farrerons
Al terminar la Guerra Civil Española el matrimonio y su hija vuelven a Barcelona donde ya establecen su residencia permanente. Es una etapa muy activa de la pintora que participa en numerosas muestras artísticas como la Exposición Nacional de Pintura y Escultura en Valencia en 1939 organizada por la Delegación Provincial de Bellas Arte de la Falange Española (a la que la pintora perteneció activamente en su primera juventud cuando vivía todavía en Madrid). En su vida en Barcelona, si bien se mueve en círculos artísticos y expone de forma regular su obra con gran éxito de crítica y ventas, no cuenta con un representante o marchante y la comercialización y difusión de su obra se limita a las exposiciones. Entre sus amigos encontramos a Dionisio Ridruejo, Eugeni D’Ors, Carmen Conde, Elisabeth Mulder, María Luz Morales, Pere Pruna, Josep Maria Serrano, Rafael Zabaleta, Antonio Tovar, Pedro Laín Entralgo, Gustavo Gili y su esposa Ana María (padrinos de su hija María del Mar) A partir de los años 60 su estilo se hace cada vez más personal y libre. Hasta ese momento su obra se limitaba sobre todo al formato de óleo sobre lienzo (salvo algunas incursiones y el fresco y la ilustración) pero es en el óleo sobre papel en el que desarrollará de forma más personal su obra de la última etapa. Su obra incluye también retratos por encargo, claramente hechos sin la pasión artística del resto de su obra, con la excepción de los retratos realizados a su hija. Extraído de la entrada en Wikipedia (del mismo autor) https://es.wikipedia.org/wiki/Rosario_de_Velasco
Federico Belausteguigoitia Gorostiza

Federico Belausteguigoitia Gorostiza

Dolores Landaluce Izabaleta.jpg

Dolores Landaluce Izabaleta.jpg

Padres de Rosario de Velasco.jpg

Padres de Rosario de Velasco.jpg

Federico de Belausteguigoitia Gorostiza, nacido en 1842 en Llodio y Josefa Dolores de Landaluce Ycabalceta son los abuelos maternos de Rosario de Velasco. Josefa Dolores había sido bautizada en Santa María de Orduña en 1854; era hija de Juan Francisco Landaluce Aguirre (Murga, P. San Juan, n. 1807) y de Clara Icabalceta Sarachega, casados en 1850 en Orduña; nieta paterna de Juan Landaluce Ugarte y de Clara Aguirre Ysasi. Hermana del dicho Juan Landaluce Ugarte fue María Landaluce Ugarte, nacida en Murga en 1773, esposa de Manuel Lino de Urquijo Larrinaga, padre del primer marqués de Urquijo. Dolores Landaluce cursó estudios en Orduña, como interna del colegio de monjas, con gastos asumidos por su tío el marqués de Urquijo, con carteo profuso entre ambos. Federico Belausteguigoitia, apoderado-secretario y hombre de confianza del marqués era el encargado de atender las cartas de Dolores... y se enamoró de la que escribiendo mostraba cualidades muy de su gusto, por lo que, hechas las presentaciones y tras un noviazgo breve, llegó la boda: casaron  en Santa María de Orduña el día 30-XII-1874 y establecieron su resi­dencia en Madrid, sede laboral del marido. Allí, en la calle Atocha, nº 33 nace la primera de sus hijos, Rosario de Belausteguigoitia Landaluce (madre de Rosario de Velasco)a los que seguirían 12 hijos más, entre ellos el famoso futbolista del Atletic de Bilbao, José María de Belausteguigoitia Landaluce, conocido como Belauste.


Estos datos biográficos han sido tomados de la obra de Alberto Bacigalupe titulada: Belauste, el caballero de la furia


 

A continuación algunos perfiles biográficos de la pintora (ver enlaces para leerlos completos)

Perfil biográfico de: Paloma Esteban Leal para la página web de la Real Academia de la Historia
 

Velasco Belausteguigoitia, Rosario de. Madrid, 20.V.1904 – Barcelona, 2.III.1991. Pintora.

Realiza sus primeros estudios con el pintor Fernando Álvarez de Sotomayor. En 1931 participa en el 11º Salón de Otoño de la Asociación de Pintores y Escultores de Madrid y obtiene la segunda medalla de pintura en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1932 con el lienzo Adán y Eva, datado en ese mismo año y custodiado en la actualidad en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Esta composición ejemplifica lo más representativo de la obra realizada por la pintora con anterioridad a la guerra civil, y se centra en la representación de dos personajes, un hombre y una mujer, recostados en una pradera, sobre una tupida vegetación que recuerda la elaborada factura del aduanero Rousseau. Por esas mismas fechas se integra en la agrupación Artistas de Acción, formada además por los pintores Horacio Ferrer,  Aureliano Arronte, Juan Borrás, Cobo Barquera, Ricardo Summers (Serny) y Marisa Pinazo, cuya primera exposición tiene lugar en  las salas del periódico El Heraldo de Madrid.

Asimismo en 1932, Velasco forma parte de la muestra organizada en Valencia por la Sociedad de Artistas Ibéricos bajo el subtítulo de Pintura Novecentista en Valencia. En ese mismo año lo hará en otras dos de las exposiciones de los Ibéricos, la inaugurada en Copenhague y la celebrada en la galería Flechteim de Berlín entre diciembre de 1932 y enero de 1933. En esta última, a la que concurren igualmente artistas como Vázquez Díaz, Gutiérrez Solana o Arturo Souto, presenta de nuevo el óleo Adán y Eva, que había sido incluido previamente en la muestra de Copenhague junto con otra obra titulada Naturaleza muerta. En 1934 participa en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Rosario de Velasco, que iba a realizar durante toda su trayectoria plástica una producción figurativa, en el periodo anterior al año 1936 se aproxima al realismo de los colectivos identificados con la corriente europea del “retorno al orden”, como la Nueva objetividad alemana o los italianos Valori Plastici. Si bien la iconografía de la artista se inspirará siempre en los motivos pictóricos tradicionales (naturalezas muertas, composiciones con figuras...), la aproximación a esos mismos temas se caracteriza en estos momentos por un innovador tratamiento formal, que incluye los aspectos técnicos y el empleo del color.

 

Tras contraer matrimonio en plena Guerra Civil con el médico catalán Xavier Farrerons, se instala en Barcelona. En 1939 acude con tres obras a la Exposición Nacional de Pintura y Escultura, celebrada en Valencia, participando después en la edición de 1941, año en que también lleva a cabo algunos frescos, actualmente destruidos. Expone en la Bienal de Venecia (1942) y es seleccionada por Eugenio D'Ors para mostrar su obra en el II Salón de los Once (1944), inaugurado en la madrileña galería Biosca, y en el que también se presentan piezas de Torres García, Pablo Gargallo, Benjamín Palencia, Eduardo Vicente o Rafael Zabaleta, entre otros. Participa en la Nacional de Bellas Artes de 1945 y en la Pittsburgh International Exhibition. La galería Biosca le dedica una muestra individual en 1971. En Barcelona expondrá en La Casa del Libro (1944), en las galerías Syra y las salas Gaspar y Parés (1977) y en el Cau de la Carreta de Sitges (1981 y 1988). En 1968 es galardonada con el Premio San Jorge. Como ilustradora, destacan sus colaboraciones para la revista Vértice, así como sus originales para las publicaciones Cuentos para soñar, de María Teresa León (1928), y Princesas del martirio, de Concha Espina (Ed. Gustavo Gili, 1940). En líneas generales, las composiciones realizadas por Rosario de Velasco con posterioridad a la guerra civil conservan la inicial visión ideal y romántica del mundo que ya estaba presente en sus obras iniciales. Sin embargo, la producción realizada por la pintora en este segundo periodo de su trayectoria acusa un mayor decorativismo, al tiempo que los temas y los procedimientos se vuelven ahora más tradicionales.

 

Obras de ~: El baño, 1931; Adán y Eva, 1932; Naturaleza muerta ca. 1932; Maternidad, 1933; Mi madre, c. 1939; Mi padre, ca. 1939; Niños de pueblo, c. 1939; Niña jugando con gato, ca. 1940; Mujer con hortalizas, 1941; La Visitación, c. 1945; Jardín oriental, 1964; Mesa con palomas, botellas y otros objetos, 1973.

 

Bibl.: Catálogo del Undécimo Salón de Otoño, Madrid, Asociación de Pintores y Escultores, 1931; M. Abril, Artistas Ibéricos. Exposición de Obras en Charlottenborg, Copenhague, Charlottenborg, 1932; Neuere Spanische Kunst [Sociedad de Artistas Ibéricos], Berlín, Galerie Flectheim, 1932‑33; J. de la Puente y L. González Robles, La figura. Exposición itinerante, Madrid, Comisaria General de Exposiciones, 1969; R. de Velasco y C. Rodríguez Aguilera,  Rosario de Velasco, Madrid, Galería Biosca, 1971; R. Chávarri, R. Martínez de la Hidalga y C. de la Gándara, Mujeres en el arte español (1900-1984), Madrid, Centro Cultural del Conde Duque, 1984; VV. AA., De Casas a Miro: treinta y cuatro maestros del arte español, Zaragoza, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja-Museo Español de Arte Contemporáneo, 1984; M. de Prat, “Rosario de Velasco, pintora clásica e intimista (1904-1991)”, en Batik. Extra Basel II (Barcelona), n.º 109, año XIX (julio de 1991), pág. 33; J. L. Alcaide, “Un lienzo de Rosario de Velasco en el Museo de Bellas Artes de Valencia”, en Ars Longa (Valencia, Universitat de València), nº. 6 (1996), pág. 52; F. Calvo Serraller, A. Vázquez de Parga y M. Merino, Itsmos: vanguardias españolas 1915‑1936, Madrid, Fundación Caja Madrid, 1998; P. Muñoz López, Mujeres españolas en las artes plásticas. Pintura y escultura, Madrid, Editorial Síntesis, 2003.



Perfil biográfico de: Jorge López Teulón

Rosario Velasco Belausteguigoitia (Madrid, 1904- Barcelona 1991). Discípula de Álvarez de Sotomayor, irrumpe en la vida artística al tomar parte en la Exposición Nacional de Bellas Artes celebrada en Barcelona en 1932, obteniendo con su obra “Adán y Eva” una de las tres segundas medallas. El éxito de la crítica se afianza al pasar la muestra al Palacio de Exposiciones del Retiro madrileño. En 1934 recibe un Primer Premio en la Exposición del Traje Nacional con “Maragatos”. Velasco fue colaboradora de la revista Vértice (San Sebastián, 1937 - Madrid 1946), conocida en su aspecto plástico por la contribución de artistas como Saénz de Tejada (de quien se dice que retuvo alguna influencia en su primera etapa). En esta revista publicó dibujos y reprodujo algunos lienzos. Por lo que se refiere a la ilustración de libros, ilustró “Cuentos para soñar” (1928), de María Teresa León y los diseños para “Princesas del martirio” de Concha Espina (Gustavo Gili, Barcelona 1940).


Perfil biográfico en catalán en el "Diccionari biogràfic de dones"

Fou una madrilenya afincada a Barcelona. Només casar-se, en plena Guerra Civil, amb el seu marit i els Gili passaren la frontera francesa a peu per entrar per la zona nacional i instal·lar-se en un petit poble de Burgos (segons relat de Maria del Mar Farrerons Velasco). Després de néixer la seva filla, acabada la guerra, s’instal·laren definitivament a Barcelona. D’aquesta època queden poques obres, tret dels retrats fets a la filla i de les col·laboracions a la revistaVértice.

Abans de la guerra ja havia participat en diferents Exposicions Nacionals amb algunes de les seves millors obres com, per exemple, Adam i Eva (1932) o Matança d’Innocents (ca.1936). Són obres de formes clàssiques que palesen la influència del seu mestre Fernando Álvarez de Sotomayor, un pintor del regionalisme gallec, que mai acceptà ni un enquadrament ni un objecte mal fets. De seguida, però, ella modernitzà les formes; utilitzà masses pictòriques soltes, colors expressionistes i formes arrodonides. Sovint les composicions seguiren una disposició en diagonal amb un punt de mira molt elevat i oblic, la qual cosa afavorí l’ús d’escorços difícils i agosarats per ajudar la perspectiva. A més, a Adam i Eva,per exemple, tractà el fons amb tanta minuciositat que ens recorda les herbes i flors representades per la pintura naïf que en aquells anys feia Olga N. Sacharoff.

La postguerra fou l’inici d’una època molt activa per a l’artista, que participà en totes aquelles mostres que es preparaven des del nou poder sobrevingut, com l’Exposició Nacional de Pintura i Escultura realitzada a València el 1939 i organitzada per la Delegació Provincial de Belles Arts de Falange Espanyola.

No obstant això, a Barcelona li mancà el suport del món de l’art; sempre es mantingué aïllada i mai pertanyé a cap grup artístic, malgrat que sempre gaudí de molt bones crítiques i estigué envoltada d’amics fidels (Dionisio Ridruejo, Carmen Conde, Elisabeth Mulder, Maria Luz Morales, Pere Pruna, Josep Maria Serrano, Rafael Zabaleta, Antonio Tovar, Laín Entralgo, la parella Gustavo i Anna Maria Gili,... ). Eugeni d’Ors, amb qui es cartejà sovint, la considerà la «Pola Negri» de la Pintura.

A partir dels anys 60 les formes clàssiques anaren desapareixent i les seves obres s’ompliren de transparències com si l’artista volgués només insinuar el món, una realitat tamisada pel somni, un món màgic.

Aquesta artista bohèmia, que vestia de manera informal amb barrets estrafolaris, acostumava a llegir cada dia fragments de Rilke, de Kafka o de Thomas Mann.
Ver más


Perfil biográfico en la
Auñamendi Eusko Entziklopedia

Pintora de ascendencia vasca, nació en Madrid en 1910 y murió en Barcelona en 1991.

Discípula de Álvarez de Sotomayor, irrumpe en la vida artística al tomar parte en la Exposición Nacional de Bellas Artes celebrada en Barcelona en 1932, obteniendo con su obra Adán y Eva una de las tres segundas medallas. El éxito de la crítica se afianza al pasar la muestra al Palacio de Exposiciones del Retiro madrileño. En 1934 recibe un Primer Premio en la Exposición del Traje Nacional con Maragatos, recibiendo el mismo año grandes elogios de la crítica su Chica Ciega. Autora asimismo de dos grandes frescos, perdidos por deficiencia de los materiales, uno en el palacio de San Boal de Salamanca, y otro, en la iglesia de San Miguel de Vitoria. Establecida en Barcelona, expuso principalmente en esta ciudad y en Madrid, presentando su obra en foros internacionales tan prestigiosos como la Bienal de Venecia y la "Carnegie" de Pittsburg, ganando asimismo en 1968, en la capital catalana, el Premio San Jorge. Posee obra suya, entre otros, el Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid, Pintora de estilo muy personal, con elementos asimilados del cubismo y del expresionismo, es considerada una de las principales artistas de la década de los treinta.


Alberto Martínez Artola
bottom of page